Led Zeppelin
« MOBY DICK


Tributo a Led Zeppelin – Banda Tributo Led Zeppelin – Bandas Igualitas a Led Zeppelin

ROXANA: Creo que en mi vida había estado 1 o 2 veces en Temuco, esta vez (alabado sea …) era para ir a tocar. Debo reconocer mi ignorancia al pensar que las cosas serían más fáciles de lo que en el papel parecían, ya que el público temuquense era de lo más exigente que había visto en harto tiempo. Quizás la más exigente en dicho público era una extrañamente hermosa señorita que aún no conocía y que finalmente tras breves presentaciones supe que se llamaba Roxana Pardo.

“Tocan bien los covers…” dijo no muy convencida, imbuida en su propio misterio, nunca perdiendo el centro y con una seguridad que podía arrollar a cualquiera…por lo menos a mi me arrolló. Solo para que se hagan la idea, Ella, es una flamante periodista que ama la música y a la vez una dotada cantante que adora la comunicación… rara mezcla? a mi no me parece; mas bien Ella es una mixtura interesantísima de la mujer del nuevo siglo: fuerte, independiente, realizadora, rockera ( tipos como yo las adoramos ), y con una sensibilidad que la ayuda a escudriñar y encontrar, no sólo en la música, si no que en muchos aspectos de su vida, diversos caminos para lograr su inimitable forma de ser.

A pesar que estaba enganchadísimo conversando con Ella, no terminó de caerme bien hasta cuando nombró a Led Zeppelin entre sus bandas predilectas…fue como abrir una caja de sorpresas, en donde Ella se funde con esas extrañas armonías, frases y letras enigmáticas; imágenes de un loco pasado rockanrolero que a muchos pareciera fascinarnos hasta la eternidad como un imperdible en el retina. Estoy seguro que las almas que la han visto u oído pueden convenir que, más que un reflejo de un instante bello en torno a la música que canta y enciende en el escenario, es Ella la que logra que te conectes con la exquisita sensación de estar en otro lugar, otro tiempo, otra realidad…pero siempre y aunque haya finalizado ya de cantar… con Ella.

DANIEL GUAJARDO: Daniel Guajardo es un gran tipo, entre todas sus gracias (que no son pocas), tiene un don aferrado al alma… el don de reconocerse así mismo en cualquier ambiente o situación, haciendo de él una persona que encanta a muchos ( y muchas por cierto). Los que lo conocemos un poco más, quienes hemos podido entrar en el alma idealista y sensible que lo caracteriza, también conocemos una de sus mejores gracias… un profundo amor por la música.

Ya son hartos los grupos, escenarios, concursos; lugares que lo han visto pasar…suficientes para transformarlo en un Bajista, a mi gusto, un atinadísimo, melódico y poderoso Bajista de …de …de lo que quieras finalmente, por que si se trata de música Daniel ha interpretado y compuesto una enorme cantidad de estilos que van desde la fusión latinoamericana y electrónica de Centinela, uno de sus primeros proyectos personales más serios, música para teatro, sicodelia – rock- y folclore con Elefante Blanco…probablemente una de las mejores y más malditas bandas salidas de las Escuelas de Rock; además de haber tocado en cuanto pub, negocio, festival y chozas de la playa en Iquique, Valparaiso, Temuco, Talca, Matilla, la Luna y el Sol por nombrar sólo algunos. A pesar de que a veces prefiere aislarse del mundanal ruido, es en el escenario donde brilla siempre con luces propias; en una de aquellas tocatas, interpretando a Led Zeppelin con el tributo Moby Dick (¿quién puede decir que las líneas de John Paul Jones no son tremendamente complejas y hermosas? ) lo vio en acción Narea…si Claudio Narea, quien impresionado por nuestro amigo lo invita a tocar e integrarse a la grabación de su ultimo y esperado disco. En el otoñal y contaminado Santiago así están las cosas con Daniel…por ahora.

JAIME MEDEL: Magallanes, es la región (en la región crian cerdos!!! ) más austral de nuestro país. Profundamente sobrecogedora y hermosa, todo te supera: el viento, la nieve, el frío, la lluvia incluso la soledad pareciera ser aún mas desoladora y devastante, pero a la vez, un marco preciso y precioso para que espíritus como el de Jaime Medel puedan llegar a ser.

Ser, no parecer, si hay alguien que se ha dedicado a eso, es Jaime. No conoce términos medios, manifiesta una intensidad y un apego tan grande por lo espiritual que a veces se le ha tachado de loco, perdedor, iluso y hasta irresponsable. Si bien la mayoría de las veces no he compartido estos epítetos(…bueno, el de loco… ) creo que esas mismas características que el común interpreta de esa manera, no son más que el reflejo de una persona lúcida, concentrada y libre pensadora que vuelca todo ese ingenio en nada más ni nada menos que en la música. Pareciera que lo de Jaime va más allá del simple gusto o predilección por dicho arte, creo que lo de él es un apostolado por encontrar la verdad a través de su más pura expresión como ser humano. En su paso por la desaparecida Escuela de Musica de la UCV, creó un lazo indestructible con el mundo mas docto de la actividad, esto mezclado con su gusto por la buena música popular ( Soul, Rock, Pop, Progresivo, Bossa Nova, Blues y lo que te imagines…), más su inteligente y eficiente trabajo como guitarrista de Los Impecables, emergente banda porteña, lo aproximan al tipo de músico que otro músico que se precie de tal no podría dejar pasar. Menos al Claudio (Narea) quien ha dicho que Medel es » uno de los mejores músicos con los que ha tocado». A Jaime lo veo bien…lo observo en la casa de su familia en Pto. Natales, en la pradera…caminando, fundiéndose algún día en el cielo de Magallanes…con Bach de fondo, ( y Page regocijándose…) obvio….

DIÓGENES MATUS: Finalmente, la música no tiene final… es grandiosa en todos los sentidos por que nunca termina de exaltarte y enseñarte, y al enseñar no me refiero sólo a lo académico o lo práctico, quiero hablar de lo buena que es para nuestras almas sin excepción.

Como músicos nos debemos a nuestro arte, el que necesariamente debe llegar a todos para que esa mezcla de felicidad, fascinación y placer (¿por qué no decirlo?), que nos produce la música y que finalmente transformamos en talento e inspiración, se despliegue como un acto de Amor y entrega total… como diría Hendrix, un “sacrificio que cierra círculos”. Es, en suma, la búsqueda de la trascendencia, conocerse uno mismo… El Santo Grial, qué se yo… aún lo veo lejano y eso a veces desespera, puede que te haga dudar de todo y de todos, incluso de ti mismo, te convierte en un ser a lo menos atormentado e insatisfecho. Siempre hay interesantes tentaciones que tratan de desviarte del objetivo primordial que es hacer e interpretar música, por suerte esta es suficientemente tentadora, cuasi diabólica diría yo, como para olvidarme de ella y dejar pasar todos estos años en que me ha llenado de regalos magníficos, locas experiencias y días danzantes que estoy seguro se prolongaran aún más. ¿Por qué? Porque es más grande que uno no mas… (*Nota de la banda: Este inspirado Diógenes Matus es el baterista del tributo a Zeppelín, baterista de la banda de Claudio Narea, bajista de Los impecables y…unos cuantos proyectos que de seguro aparecerán…)

Comentarios cerrados.